Psiquiatría Infanto Juvenil

La psiquiatría infantil como disciplina autónoma es una especialidad relativamente joven. El psiquiatra infalto juvenil es un profesional capacitado que conoce en profundidad tanto los problemas del desarrollo de los niños y adolescentes, como el desarrollo típico de los mismos. Podrá a su vez orientar al paciente y su familia en problemas de conducta,aprendizaje, alimentación, sueño,o del estado de ánimo. En general el trabajo del psiquiatra infanto juvenil se desarrolla en equipos interdisciplinarios. Tendrá a su cargo a la vez, junto con otros especialistas, entre ellos el pediatra y el psicólogo, las tareas de promoción y prevención de la salud mental. En España recién se estaría creando como especialidad en 2012. En Latinoamérica su consideración varía en cada país.

A nuestro juicio la psiquiatría del niño y del adolescente tiene un papel unificador fundamental, para lo cual se requiere de un conocimiento profundo de las otras especialidades que intervienen en el cuidado de los pacientes.

En éste espacio intentaremos incluir nociones básicas de psicofarmacología, prsiquiatría infantil, y también psiquiatría clásica del adulto.

Antecedentes de la psiquiatría infantil

Desde una perspectiva histórica la psiquiatria infantil se remonta al siglo XIX:

En 1793, fines del siglo XVIII, Pinel da un giro de 180º al modo de ver el padecimiento mental que se había identificado a la posesión demoníaca durante toda la edad media. Por la misma época Itard toma en tratamiento a Victor, quien pasará a la historia como el célebre niño salvaje de Aveyron. Por dicha época la mayor parte de los clínicos pensaban que los padecimientos mentales de los niños estaban circunscriptos al retraso principalmente, y a los trastornos epilépticos. Grandes clínicos como Pinel y Esquirol sostenían además que dichos trastornos eran irreversibles y que poco se podía hacer para mejorar el problema, oponiéndose a la visión de los grandes pedagogos, Séguin y Delasiauve quienes tenían una visión más alentadora al respecto, y quienes son los fundadores de la educación especial en Francia y en Estados Unidos respectivamente.

A principios del siglo XX, 1906, aparecen las descripciones de la demencia precocícima de Sancte de Sanctis, y la Demencia Infantilis de Heller, diferenciándose entonces la psicosis infantil del retraso mental puro, aunque ya entonces se describían casos mixtos de retraso y psicosis. Se trataba de cuadros tomados de la psiquiatría clásica del adulto pero que aparecían en niños de poca edad.

Paul Bergerie en un artículo llamado "La clínica psiquiátrica del niño (Estudio Histórico)"sostiene sin embargo, que si bien por un lado la clínica psiquiátrica infantil es casi tan antigua como la clínica psiquiátrica del adulto, una clínica psiquiátrica específica del niño se instala recién en 1930, bien entrado el siglo XX. En dicho artículo Bergerie sostiene que la clinica psiquiatrica infantil como tal, relativamente independiente de la del adulto, habría surgido con el tratado de Leo Kanner de 1935, y fuertemente influenciada por las ideas psicoanalíticas. La forma clásica de la psiquiatría del adulto de abordar la clínica, es decir la observación y descripción minuciosa de los cuadros clínicos se mantiene vigente sólo para los cuadros de mayor gravedad.

Muchos autores consideran a Von HugHellmuth como la primera psicoanalista infantil, y como la introductora de la terapia de juego como técnica terapéutica

Sin embargo las mayores impulsoras del psicoanálisis infantil fueron Mélanie Klein y Anna Freud. Ambas realizaron importantes aportes para la clínica psiquiátrica infantil. Posteriormente otros psicoanalistas eminentes realizaron sus aportes, entre ellos,Spitz, Winnicott, Mahler, Bowlby.

La psiquiatría Infantil es reconocida como disciplina autónoma independiente de la psiquiatría del adulto y de la pediatría después de la segunda guerra mundial, momento en que surgen los primeros especialistas. Entre ellos cabe mencionar al Dr. Ajuriaguerra autor del famoso manual de Psiquiatría infantil de 1973, de lectura obligatoria en la materia.

A partir de la década del 60, se producen avances importantes en técnicas conductuales y se desarrolla la psicofarmacología infantil

Más recientemente, en la década del 90, la psiquiatria infantil se ve beneficiada con el avance de las neurociencias, y el esfuerzo continuo en establecer criterios diagnósticos precisos